Piratas Chinos roban las riquezas de los videojuegos