Padres venden a su hija y compran un iPhone y un par de Zapatos