La Bestia: El carro de Obama, cargado de tecnología