YouTube estuvo fuera de servicio durante 30 minutos y el mundo se derrumbó