Razón por la que debes actualizar la aplicación de Facebook